Saltar al contenido

PLATELMINTOS

Reino: Animal

Filo PLATYHELMINTHES

DEFINICIÓN Y CARACTERÍSTICAS GENERALES:

El nombre Platelmintos (en inglés Platyhelminthes) proviene del griego platy “plano” y helminth “gusano”. Es por ello que el filo de los platelmintos es también conocido comúnmente como gusanos planos o planarias (Brusca et al., 2016).

Aunque durante mucho tiempo se pensaba que todos los gusanos pertenecían a un grupo común, hoy en día se sabe que existen varios filos perfectamente diferenciados. Si bien algunos son más populares que otros, lo cierto es que estos animales pueden distinguirse fácilmente en grandes grupos por su amplia variedad de formas, tamaños y medios en los que viven, desde las conocidas lombrices de tierra hasta los extraños acelos marinos.

Variedad de gusanos que podemos encontrar en el planeta: A – Lombriz de tierra (Filo Anélidos) Foto: Michael Linnenbach (Wikipedia); B – Gusano de fuego (Filo Anélidos) Foto: Phillippe Guillaume (Wikipedia); C – Equiúrido (Filo Anélidos) Foto: Sylvain Ledoyen (Wikipedia); D – Nematodo (Filo Nematodos) Foto:  (https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Strongyloides_stercoralis_larva.jpg); E – Nemertino marino (Filo Nemertinos) Foto: Misakihimomushi (Wiipedia); F – Sipuncúlido (Filo Sipuncúlidos) Foto: Mark Blaxter;  G – Xenoturbélido (Filo Xenacoelomorfos) Foto: Hiroaki Nakano, Hideyuki Miyazawa, Akiteru Maeno, Toshihiko Shiroishi, Keiichi Kakui, Ryo Koyanagi, Miyuki Kanda, Noriyuki Satoh, Akihito Omori & Hisanori Kohtsuka (Wikipedia)

Capaces de colonizar multitud de ambientes, el filo de los Platelmintos está constituido por alrededor de 26.500 especies en el mundo, sin incluir la estimación de 100.000 especies que quedan aún por descubrir. Entre sus características más relevantes se destaca su forma del cuerpo aplanada, siendo gusanos generalmente no segmentados y acelomados (Vargas y Zardoya, 2012). Los únicos platelmintos que muestran algo de segmentación son las tenias, muchas de ellas planarias parásitas del intestino de vertebrados. Su posición en el árbol de la vida es bastante simbólica, encontrándose prácticamente en la base de los bilaterados. Esto quiere decir que, junto con los xenacoelomorfos, la disposición de las partes de su cuerpo constituye un prototipo muy básico a partir del cual han derivado el resto de animales protóstomos.

Diversidad de formas que muestran los distintos grupos del filo Platelmintos: A - Acelo marino Foto: Egger et al. 2009;  B - Catenúlido limnícola Foto: Christopher Laumer (Wikipedia); C - Policlado marino Foto: Richard Ling (Wikipedia); D - Triclado (Dugesia de agua dulce) Foto: Eduard Solà (Wikipedia); E - Triclado terrestre Foto: L. Shyamal (Wikipedia); F - Tenia o solitaria Antoine Morin (Biodidac)

En función de su tamaño, los platelmintos se dividen en “macroturbelarios” y “microturbelarios”. El cuerpo de estos animales se compone, sobre todo, de los siguientes elementos (Brusca et al., 2016):

  • Un sistema nervioso centralizado.
  • Un sistema digestivo incompleto, con una sola abertura que sirve para la ingestión y la egestión. En las duelas y en los platelmintos parásitos en general, este sistema digestivo desaparece, obteniendo el alimento ya digerido directamente del hospedador.
  • Un complejo y variado sistema reproductor (la mayoría son hermafroditas). La fecundación suele ser interna.
Morfología típica de una planaria de agua dulce

La mayoría de platelmintos de vida libre han optado por el desarrollo directo o mixto, dejando a un lado los estadios larvarios que luego por metamorfosis se transforman en el individuo adulto. En los grupos parásitos existen varios tipos de estadios larvarios por los que transitan estas especies a lo largo de todo su ciclo, algunos de ellos muy complejos. En otros grupos, por ejemplo los triclados, es muy habitual la reproducción asexual.

Estos organismos carecen de sistema respiratorio y circulatorio, por lo que se ven limitados a la hora de llevar a cabo el transporte de oxígeno y de sustancias a lo largo de todo su cuerpo. Es por ello que la mayoría de los gusanos planos presentan un tamaño reducido, de manera que la difusión se produce en distancias cortas favoreciéndose la oxigenación de los tejidos a través de la piel (Patzner et al., 2005). La osmorregulación tiene lugar mediante los protonefridios, órganos que se encuentran muy desarrollados y que son “análogos” a los riñones de los vertebrados, cuya función es la excreción.

Los platelmintos que alcanzan mayores dimensiones (macroturbelarios), normalmente policlados, poseen un intestino ramificado por todo el cuerpo que ejerce precisamente esta función de transporte de sustancias, así como se encarga del intercambio gaseoso. A medida que aumenta la longitud del gusano plano, el cuerpo tiende a aplanarse, el intestino se diversifica y los testículos y ovarios se fraccionan en folículos. Este cambio de caracteres es lo que se denomina apomorfía de los policlados, los cuales han aparecido con posterioridad como consecuencia de la evolución (Patzner et al., 2005).

Variedad de formas en el intestino de los platelmintos: A - Macrostomorfo; B - Triclado de agua dulce; C - Policlado marino; D - Monogéneo parásito

En cuanto a la locomoción, los macroturbelarios se deslizan por la superficie utilizando una capa de moco que son capaces de producir mediante unas glándulas que poseen en la piel. Asimismo, se ayudan de movimientos ondulares que realizan a través de contracciones musculares. Por otro lado, los microturbelarios también se mueven usando una sustancia mucosa que ellos mismos segregan (Brusca et al., 2016). El moco de los platelmintos sirve además de capa protectora, defensa contra depredadores y para facilitar la captura del alimento.

Los platelmintos carecen de ojos y de órganos visuales, siendo reemplazados en mayor medida por estructuras más simples como son los fotorreceptores, también llamados ocelos. Estos distinguen únicamente entre distintas intensidades de luz, sirviéndoles a las planarias para orientarse en el medio, siendo muchas especies particularmente sensibles a la luz. No todos los platelmintos presentan estas estructuras, ya que por ejemplo las especies parásitas no necesitan de ellas al encontrarse en el interior del hospedador.

La alimentación de los platelmintos varía en función del grupo. Las especies parásitas se benefician del alimento ya digerido por el hospedador en el que viven, mientras que las especies de vida libre suelen ser depredadores de una gran variedad de organismos, desde pequeños crustáceos o tunicados a moluscos. Las tenias, y en general los cestodos, son parásitos internos que tienen ciclos vitales muy complejos e incluso pueden parasitar a varios hospedadores durante el ciclo completo. En estos casos, normalmente existe un hospedador intermedio que suele ser un invertebrado u otro vertebrado, finalizándose el ciclo en vertebrados tetrápodos. En general, el conocimiento sobre los grupos parásitos es mayor si se compara con respecto al de los grupos de vida libre, por su vinculación con el campo de la medicina. De hecho, tres cuartas partes de las especies conocidas de platelmintos son precisamente parásitas (Vargas y Zardoya, 2012).

Ejemplo de ciclo de vida de la tenia o solitaria. Los huevos o los segmentos de la tenia (también llamados proglótidos) son ingeridos a través del alimento por otros organismos como pueden ser los herbívoros. La ingestión de carne no cocinada puede transmitir el parásito de un organismo a otro, desarrollándose la tenia en su fase adulta dentro del ser humano. Finalmente, la tenia transmite los huevos y/o los proglótidos al medio a través de las heces.

Por último, como sistema de defensa, los platelmintos suelen usar o bien el moco que secretan u otro tipo de sustancias que tienen carácter tóxico. Un buen ejemplo es la especie de policlado Planocera reticulata (Stimpson, 1855), de la cual se ha comprobado que utiliza la tetrodotoxina para evitar a sus depredadores, un veneno mortal que es extensamente conocido por presentarse en la piel del pez globo (Ritson-Williams et al., 2006). Es por ello que se recomienda tener especial precaución a la hora de consumir a este animal, ya que es un veneno que ataca directamente al sistema nervioso. No obstante, aún queda mucho por estudiarse sobre el origen y los tipos de toxinas que pueden presentarse en las especies de platelmintos.

- SISTEMÁTICA Y EVOLUCIÓN

- APLICACIONES

- PLATELMINTOS DEL MEDITERRÁNEO

BIBLIOGRAFÍA

Brusca, R. C., Moore, W. y Shuster, S. M., 2016. Invertebrates. Tercera Edición. pp. 1103. Editorial Sinauer.

Patzner, R. A., Hofrichter, R., Shmidt-Rhaesa, A., Faubel, A. y Noreña, C., 2005. En: El Mar Mediterráneo: fauna, flora y ecología. Volumen II/1. pp. 654-656. Editorial Omega.

Ritson-Williams, R., Yotsu-Yamashita, M. y Paul, V.J., 2006. Ecological functions of tetrodotoxin in a deadly polyclad flatworm. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 103 (9):3176-3179.

Vargas, P. y Zardoya, R., 2012. El árbol de la vida: sistemática y evolución de los seres vivos. pp. 597. Madrid.

PATRICIA PÉREZ GARCÍA