Saltar al contenido

LA REPRODUCCIÓN EN LOS POLIQUETOS

En los poliquetos se dan todos los tipos de reproducción del Reino Animal, y algunos tipos muy particulares y exclusivos de ellos. Por lo general, son animales dioicos, es decir, de sexos separados, que expulsan los gametos al exterior y la fecundación se da en la columna de agua.

 

A partir del huevo se forma una larva planctónica (llamada larva trocófora), cubierta de cilios que mueven constantemente.

Generalmente, se empiezan a segmentar algo antes de caer al fondo (post-trocófora)  y posteriormente metamorfosea para originar un juvenil que crecerá hasta llegar a adulto.

Hay muchos casos de incubación de los huevos, unas veces produciendo larvas, y otras produciendo directamente juveniles.

En la familia Syllidae hay muchos tipos de incubación y cuidados parentales. En el vídeo y fotos se muestra una hembra de Exogone (Syllidae, Exogoninae) con embriones bastante desarrollados, unidos al cuerpo de la madre por el ano, en contacto con el respectivo nefridioporo de la madre.

Exogone sp.

Exogone sp.

En la misma familia hay otros tipos de incubación y cuidados de los embriones, como el caso de Nudisyllis, en el que los huevos y embriones son cuidados dorsalmente en los cirros dorsales.

Hay muchos otros ejemplos de cuidados de puestas, bien adheridas al tubo o a determinadas estructuras, como en los penachos branquiales.

Tubo y puesta de Eupolymnia nebulosa

Puesta de Eupolymnia nebulosa

Algunos poliquetos, como los nereidos y algunos sílidos (pero también otras familias), se reproducen por epitoquia o epigamia. Los individuos, de vida bentónica, sufren fuertes modificaciones, como engrosamiento de los ojos, coloración más llamativa, y se cargan de óvulos o espermatozoides; en los nereidos, una parte del cuerpo además se engruesa y los parápodos se hacen mayores, perdiendo las sedas y adquiriendo otras nuevas en forma de remos.

Cuando están maduros, todos los individuos de una misma población se vuelven nadadores en la misma noche del año, coincidiendo con una particular fase lunar, y abandonan el bentos para juntarse en grandes cantidades de individuos que sueltan los gametos a la vez.

GUILLERMO SAN MARTÍN PERAL