Saltar al contenido

BIVALVOS

Reino: Animalia; Filo: Mollusca;

Clase BIVALVIA

Moluscos marinos o dulceacuícolas, aplanados lateralmente y con simetría bilateral.

El cuerpo está protegido por dos valvas que se encuentran unidas dorsalmente por un ligamento elástico y se articulan mediante una charnela con dientes. Se cierran por la acción de uno o dos músculos aductores.

Como en el resto de los moluscos la concha está secretada por el manto, que en el caso de los bivalvos se divide en dos lóbulos, unido cada una de ellos a una valva a través del músculo orbicular, dejando una impresión denominada línea paleal.  En algunas especies se observa como la línea paleal se invagina hacia la parte posterior, formando un seno que corresponde a la cavidad en donde se alojan los sifones. A estas especies se les denomina sinupaleadas y las que no lo poseen seno paleal integripaleadas

Al estar comprimidos lateralmente y encontrarse cada valva a un lado del plano de simetría, tenemos una valva derecha y una valva izquierda

Las valvas en la mayoría de los bivalvos son más o menos iguales, se denominan equivalvas, mientras que hay especies con las valvas diferentes, inequivalvas.

Equivalvas

Inequivalvas

Las valvas también pueden ser simétricas (equilaterales), con la parte anterior y posterior iguales, o asimétricas (inequilaterales)

Equilaterales

Inequilaterales

El umbo en las valvas equilaterales está en posición centrada (es perpendicular al eje antero-posterior) y se denomina ortogiro. Si está orientado hacia el lago anterior se denomina prosogiro y si es hacia el posterior opistogiro.

Prosogiro

Opistogiro

En la parte interna de las valvas se pueden observar las impresiones de los músculos responsables del cierre de las mismas. En el caso de que presenten un sólo músculo aductor se denominan monomiarias y si son dos, lo más normal, dimiarias. En éste último caso las impresiones pueden ser más o menos iguales (isomiarias) o desiguales (anisomiarias)

Monomiaria

Dimiaria

En éste último caso las impresiones pueden ser más o menos iguales (isomiarias) o desiguales (anisomiarias)

Dimiaria isomiaria

Dimiaria anisomiaria

El cierre de las valvas ya hemos comentado es responsabilidad  de los músculos aductores, pero la apertura la realiza un ligamento elástico. Este puede ser externo, situándose normalmente en la parte posterior del umbo (opistodético),o interno. La articulación del movimiento de las valvas se realiza en la charnela, éstas en función del número y disposición de los dientes se clasifican en:

  • Heterodonta: con dientes situados en la plataforma cardinal (en posición central) y dientes laterales.

Dientes cardinales y laterales

Detalle de los dientes cardinales
  • Taxodonta:
  • Isodonta:
  • Disodonta:
  • Anisodonta:

El manto posee dos lóbulos, siendo frecuente que los bordes posteriores se suelden para formar dos sifones, uno inhalante y otro exhalante.

La cavidad paleal es amplia y contiene las branquias. Éstas son pequeñas en los Protobranchia, de tipo ctenidio bipectinado sin plegar, con aspecto de una lámina sencilla, situadas en la parte posterior de la cavidad paleal y con función respiratoria. En los Heterodonta y Pteriomorphia los ctenidios están muy desarrollados (en la mayoría de los casos abarcan desde el extremo anterior al posterior del cuerpo), con los filamentos muy largos y plegados sobre si mismos. (branquias en forma de W con dos ramas descendentes y dos ramas ascendentes). 

No presentan rádula. Los Protobranchia se alimentan gracias a los palpos situados alrededor de la boca recogiendo el detrito que hay sobre él sedimento (detritívoros). Los Heterodonta y Pteriomorphia (los conocidos como Lamelibranquios) lo hacen mediante las grandes branquias, al filtrar con ellas el agua que entra por el sifón inhalante, debido a la acción de los cilios, reteniendo el alimento, que es conducido posteriormente a la boca. Por tanto su función es respiratoria y alimenticia (suspensívoros o filtradores). Dentro de los Heterodonta los Septibranchia son bivalvos carnívoros y/o saprófagos, para lo cual han sufrido modificaciones anatómicas, transformándose las branquias en un tabique con orificios. 

Los “Lamelibranquios”, con una aporte continuo de alimento gracias a la filtración, han desarrollado un sistema de digestión también continua. Adosado al estómago presentan el saco del estilo, que contiene el denominado estilete cristalino formado por mucus y enzimas, éste último al girar los libera en el estómago.

El pie, generalmente, está comprimido lateralmente y tiene forma de hacha, de ahí viene el nombre de pelecípodos. Muchos Heterodonta lo tienen muy desarrollado y lo utilizan para enterrarse.

Algunos Pteriomorphia viven fijos al substrato, los mejillones y nacras lo hacen  mediante el biso; otros, como las ostras, segregan una sustancia cementante que pega la valva izquierda a la roca.

El biso son unas fibras que utilizan para fijarse al sustrato.

Ostrea edulis 

Los miembros de la superfamilia Pholadoidea excavan en sustratos duros como madera o roca. La familia Pholadidae normalmente en roca o fango endurecido y los de las familias Xylophagaidae y Teredinidae en madera. En estos últimos las valvas son pequeñas, se encuentran en la parte anterior y las utilizan para excavar la madera. Viven en simbiosis con bacterias que secretan enzimas que permiten digerir la celulosa. Otras especies como Lithophaga lithophaga, en este caso pertenecientes a la familia Mytilidae, excavan orificios en la roca caliza gracias a una  secreción ácida.

Fragmento de madera perforado

Lithophaga lithophaga

La cabeza está muy reducida. Los órganos de los sentidos están localizados en los bordes de los lóbulos del manto y poseen osfradios (órganos olfativos).

Muchos son dioicos y la fecundación, generalmente, es externa o a nivel de la cavidad paleal. Hay un desarrollo larvario con larvas pseudotrocófora y velígera.

BIVALVOS DE NUESTRO LITORAL

Subclase AUTOBRANCHIA

Infraclase HETEROCONCHIA
Infraclase PTERIOMORPHIA
Subclase PROTOBRANCHIA

BIBLIOGRAFÍA

Litoral de Granada

- Principales moluscos bivalvos de la Costa Tropical 2003. Concejalía de  Medio Ambiente y Educación del Ayuntamiento de Motril. (pdf)

General

- Gofas S., Moreno D. y Salas C. (coords.) Moluscos Marinos de Andalucía. Volumen I, pp. i-xvi y 1-342; Volumen II, pp.i-xii y 343-798. Málaga: Servicio de Publicaciones e Intercambio Científico, Universidad de Málaga.