Saltar al contenido

LA REPRODUCCIÓN EN LOS PECES

LA REPRODUCCIÓN

La mayoría de los peces presentan sexos separados durante todo su ciclo vital (reproducción gonocórica), pero también hay especies hermafroditas y partenogenéticas. El hermafroditismo puede ser simultáneo o secuencial,  ya sea proterogino o proterándrico.

Un mero macho Epinephelus marginatus (hermafrotitas proteroginos) en busca de hembras. Cabo de Palos.

Las especies del género Serranus son hermafroditas simultáneas, pueden actuar como  machos o hembras y se ha conseguido la autofecundación en cautividad de la cabrilla Serranus cabrillaEl hecho de ser territoriales y hermafroditas complica mucho su reproducción, lo que ha dado lugar a complejas danzas nupciales.

Danza nupcial de dos Serranus scriba

Hermafroditas proteroginos son, entre otros, los galanes o raones, Xyrichtys novacula, Nacen como hembras y algunas se transforman en machos, los cuales patrullan un territorio en el que viven varias hembras.

Un macho de galan patrulla su territorio.

Un caso particular de  hermafroditismo proterogino es el que presentan las Julias Coris julis o los fredis Thalassoma pavoNacen hembras y machos primarios, que poseen tamaño y coloración similar y algunas hembras se transforman en machos terminales, aumentando de tamaño y cambiando a una coloración más llamativa. (hermafroditas proteroginos diándricos)

Hembras o machos primarios de Coris julis

Macho terminal de Coris julis

Hembra o macho primario de Thalassoma pavo

Macho terminal de Thalassoma pavo

El periodo de reproducción de Thalassoma pavo tiene lugar durante el verano, momento en que los machos terminales forman harenes con numerosas hembras. Durante la reproducción, todo el grupo se desplaza hacia la superficie liberando alguna hembra los huevos, lo que aprovechan los machos primarios para intentar pasar desapercibidos entre las hembras y fecundar los óvulos, por lo que se ven continuas persecuciones del macho terminal sobre los primarios.

Thalassoma pavo reproduciéndose.

La dorada Sparus aurata y la salpa Sarpa salpa son hermafroditas proterándicos.

Dorada Sparus aurata

Grupo de salpas o salemas Sarpa salpa

La partenogénesis se ha comprobado recientemente en varias especies de elasmobranquios, el primer caso conocido fue en un tiburón martillo y posteriormente en tiburones de puntas negras, tiburones cebra y en peces sierra. Un caso curioso de partenogénesis ocurre en los "molly Amazon", un pez óseo en los que sólo hay hembras. Se denomina ginogénesis, y en este caso es necesario la presencia del esperma de un macho de otras especies de molly, o incluso especies más lejanas, para inducir el desarrollo del huevo sin que participe su material genético.

La mayoría de los peces óseos son ovíparos, con fecundación externa (ovulíparos). Los huevos son expulsados al exterior y posteriormente fecundados. El número de huevos varía entre especies. Desde unos pocos de gran tamaño, depositados sobre el sustrato y con desarrollo directo, como en los chafarrocas (Lepadogaster candolii); hasta millones de huevos liberados en la columna de agua, como es el caso de los peces mula (Mola mola), donde una vez eclosionados pasan por diferentes estados larvarios antes de llegar a adultos. En el primer caso suele existir cuidado parental mientras que en el segundo los huevos quedan a su suerte.

Puesta de Lepadogaster candolii

Pez mula Mola mola

El cuidado parental lo podemos observar en numerosas peces de nuestro litoral. El más fácil de ver, por la abundancia de esta especie, es el de la castañuela Chromis chromis. Tiene lugar a principios del verano, momento en que los machos bajan al fondo y limpian una pequeña superficie rocosa. Sobre ella intentan convencer a las hembras, mediante danzas nupciales, de que depositen allí sus huevos. Una vez que lo consiguen, cuidan y defienden la puesta hasta su eclosión.

Danza nupcial de castañuelas Chromis chromis

Macho de castañuela cuidando la puesta

Castañuela defendiendo la puesta

Puesta de una castañuela Chromis chromis

Macho de A. imberbis con la puesta en la boca

Los machos de salmonete real Apogon imberbis incuban los huevos en la boca, mientras que los de las difierentes especies tordos construyen nidos con algas o piedras, a los que atraen a la hembras para que realicen la puesta.

Nido de Symphodus rostratus

Symphodus cinereus adecentando su nido

Nido de Symphodus ocellatus

En algunos peces óseos como Gambusia holbrookiovovivíparos, la fecundación es interna y de la madre nacen pequeños peces perfectamente formados.

La mayor variedad de tipos de reproducción se da en los elasmobranquios, en ellos puede haber oviparismo, ovoviviparismo o viviparismo aplacentario, oofagia, embriofagia y viviparismo placentario.

Huevo de pintarroja Scyliorhinus canicula pequeño tiburón ovíparo

Hembra preñada de tembladera Torpedo marmorata, ovovivìpara

El dimorfismo sexual puede ser permanente (por ejemplo la coloración y tamaño en los lábridos) o tener lugar sólo durante el periodo de reproducción.

Un macho terminal de falso abadejo Epinephelus costae con la cabeza negra con motivo de la reproducción.

Los machos de Tripterygion delaisi cambian de color durante el periodo de reproducción. En la imagen un macho fecundando los huevos.

MÁS INFORMACIÓN

BIBLIOGRAFÍA

- CORBERA, J., SABATÉS, A. y A. GARCÍA- RUBIES, 1996. Peces del Mar de la Península Ibérica. Planeta. 312 pp.

- COGNETTI, G., M. SARÀ y G. MAGAZZÙ, 2000. Biología Marina. Ariel Ciencia. Barcelona. 617 pp.

- CASTRO, P. Y HUBER, M. 2007. Biología Marina. McGraw-Hill, Interamericana de España. 486 pp.

- LYTHGOE, J. y G. LYTHGOE, 1991. Guía de los Peces de Mar del Atlántico Norte y del Mediterráneo. Omega. Barcelona. 256 pp.

- LLORIS, D. 2015. Ictiofauna marina. Manual de identificación de los peces marinos de la Península Ibérica y Baleares. Omega. 674 pp.

PÁGINAS WEB

- http://www.fishbase.org/search.php

- TIBURONES EN GALICIA